Sigo con mi campaña de propuestas puerta por puerta.

Jóvenes simpatizantes y ciudadanos de esta capital, durante este jueves mostraron su apoyo a su servidor Antonio Ixtláhuac, candidato al Senado de la República por Michoacán  y a Gerónimo Color, candidato a Diputado Federal, así como al compromiso que tendremos el próximo 1° de julio después de ganar las elecciones.

En un volanteo que realizamos en el cruce de la Av. Camelinas con salida a Mil Cumbres de esta ciudad, tuve un acercamiento con los morelianos, acudiendo vehículo a vehículo para que sus ocupantes conocieran además de mis propuestas, a la persona que los representará dignamente en la cámara alta, teniendo una gran aceptación.

Para comenzar la jornada con energía y la mejor actitud, aproveché para desayunar los burritos norteños que Erick Mendoza vende en la zona, recordando a los presentes que hay que impulsar la economía desde adentro dando prioridad al comercio local como es el caso de Erick.

Así comerciantes, transeúntes, conductores del transporte público y privado que hoy me escucharon y se van sumando a mi proyecto por un Michoacán fuerte y con futuro, aceptando portar calcomanías que me muestran su apoyo.

Posteriormente nos dirigimos a la colonia Francisco Javier Clavijero, en donde toqué la puerta de los hogares para escuchar de primera mano y con atención las necesidades de los habitantes de dicha colonia. De la cual los vecinos comentaron con profundo sentir, está abandonada por ambos gobiernos, tanto municipal como estatal.

Las carencias son tan diversas que comprenden temas que van desde la mala pavimentación, alumbrado público, malas instalaciones en instituciones educativas, falta de transporte, salud hasta la economía y es que algunas de estas inquietudes conjuntas representan un peligro latente para ellos.

“Entre el mal bacheado y la falta de alumbrado se da uno un buen porrazo, como un muchacho que se cayó ayer, si eso me pasa a mi me va peor” comentó la Sra. Pola Méndez Vargas de 65 años.

“Se deben mejorar los programas de ayuda social que hoy tenemos, tomar en cuenta las condiciones especiales que presentan algunas personas y que les impiden acceder a estos programas, no podemos olvidarnos de nuestras personas mayores y mucho menos permanecer indiferentes ante ellos”, le comente al conocer a la Sra. Mariana Magaña de 88 años quien no ha podido afiliarse a ningún programa actual por falta de documentos los cuales no puede tramitar debido a su deteriorado estado de salud.

“Existe una gran necesidad de crear iniciativas de ley realistas, que beneficien a los ciudadanos en condiciones de vida vulnerables, alejarnos de los compromisos que benefician a unos cuantos y dar resultados a quienes nos apoyan durante estas fechas y regresar para saludarlos nuevamente pero, con los resultados como agradecimiento a ese apoyo”, les mencioné antes de despedirme de los colonos y partir a su siguiente cita.

Antes del medio día, arribé al mercado “Revolución” mejor conocido como el mercado de San Juan, acompañado de Filiberto Cedeño, Gonzalo cruz, Jesús Tenorio y Miguel López los dirigentes de uno de los mercados con mayor tradición e historia en nuestra ciudad.

Al comienzo del recorrido conversé con el locatario Luis Felipe García Páramo, quien no dudo en comentar que: “Lo que necesitamos es un cambio pero, en la honestidad de los gobernantes, no queremos que nos regalen las cosas, sino que sepan gobernar para que la economía sea más pareja, queremos que nos apoyen y nos tomen en cuenta así como ustedes quieren el voto nosotros queremos que ustedes regresen, no como el gobierno actual que vino pidió el voto y no regresó”.

Con la promesa de regresar, como lo hice siempre en todos los lugares en donde genere compromisos, antes de ser  Diputado Federal, de ser electo, el mercado de San Juan no será excepción.

Unos pasos más a delante me detuve en la librería con el Sr. Manuel, a quien le dio gusto ver a un candidato interesado en la literatura y quien me invitó a regresar para platicar con calma, “Toño recuerda que los mercados son el estómago del pueblo, no te olvides de él”, por mi parte comenté estar gratamente sorprendido con la librería y más aún con la sabiduría y sapiencia de Don Manuel: “me quedo con una gran impresión y si me lo permite me acuño su frase tan certera y por supuesto no me olvidaré de usted”.

Continuado con el recorrido, me percaté de la necesidad de mantenimiento correctivo que tienen las instalaciones, a mi paso me encontré con el conocido local de Karina en donde  por supuesto deguste un almuerzo que consistió en bistek en chile negro, frijoles y arroz.

De este modo los locatarios del mercado San Juan se despidieron de mi, expresándome su confianza y reiterándome su apoyo.

Por la tarde di una caminata por la colonia Indeco Santiaguino, tocando de puerta en puerta visite y platiqué con los vecinos que externaron que ante la inseguridad recurrente y la falta de apoyo de las autoridades ellos se han visto orillados a contrarrestar esta problemática pagando a una empresa de seguridad, solución que afecta su economía, esto además de la falta de lugares públicos para que los jóvenes puedan ejercitarse, según las palabras dichas por el Sr. José A. González.

Por otra parte hubo quien me reconoció por mi labor como Presidente Municipal de Zitácuaro: “Viene muy bien recomendado por nuestros vecinos que son de Zitácuaro y hablan muy bien de usted, de todo lo bueno que hizo allá”, señaló la Sra. Elva Aparicio.

Agradecí a los vecinos por la confianza y el apoyo mostrados durante mi visita a esta colonia, “quiero ganarme su cariño, reafirmar su confianza y respeto trabajando por y para ustedes”.

De este modo y con la firme convicción de contar con una excelente platilla para esta contienda electoral y la experiencia para representar a las y los michoacanos desde el Senado, me despedi de ellos.